Codi Disciplinari

escudo web

 

 

 

 

 

NORMAS DE REGIMEN INTERNO: ASSOCIACIÓ ESPORTIVA PENYA ESPLUGUES – CLUB DE FUTBOL SALA


PREAMBULO
El objeto del presente documento es regular las normas de régimen interno, así como la estructura y desarrollo del régimen disciplinario de la A.E. Penya Esplugues, en adelante el Club, de conformidad con los estatutos vigentes, donde se prevé el desarrollo de normas de funcionamiento propias así como el ejercicio de la potestad disciplinaria sobre sus miembros y en concordancia con las Disposiciones y Reglamentos de aplicación y en cumplimiento del Decreto Legislativo 1/2000, de 31 de Julio, por el cual se aprueba el Texto Único de la Llei de l’Esport de la Generalitat de Catalunya.
Con arreglo a lo anteriormente expuesto, se procede a redactar el presente reglamento de régimen interno, cuyas normas serán de aplicación a todos los estamentos del Club, por lo que la sola pertenencia al mismo en cualquier condición supone su aceptación.


ARTICULO 1 – SOBRE EL CLUB
Los estamentos del Club son: Presidente, Junta Directiva, Cuerpo Técnico, Socios, Jugadores y posibles empleados.
Todos los estamentos mantendrán en todo momento y en cualquier actividad que desarrollen en nombre del mismo, las normas de conducta necesarias para la buena imagen de la Entidad y el normal desarrollo de los entrenamientos y competiciones en que se participe.


ARTICULO 2 – SOBRE LOS SOCIOS
2.1 TIPOS DE SOCIOS
Se considera socio de número a cualquiera de los cónyuges de la unidad familiar que satisfaga una cuota de socio. Si dentro de una unidad familiar se satisfacen más de una cuota, tendrán la condición de socio de número tantos miembros como cuotas se abonen.
Los jugadores mayres de edad no serán socios de número, a no ser que lo soliciten expresamente por escrito y estén al corriente del pago de las cuotas de socio, de forma independiente de la unidad familiar.
El Club, dado el número de plazas limitadas de los equipos, tendrá la potestad de seleccionar a principio de temporada los candidatos a ocupar las plazas vacantes.
En relación a este punto, la Junta Directiva podrá, al final de temporada, dar de baja como socio de la entidad al jugador o unidad familiar que, por motivos deportivos o por incumplimiento de las normas establecidas de conducta, no sea considerado para permanecer en el Club. En caso de conducta improcedente, la mera comunicación por parte del Coordinador Deportivo, con consentimiento expreso de la Junta Directiva, será válida para efectuar la baja, sin necesidad de generar expediente por la Comisión Disciplinaria.

2.2 DERECHOS Y OBLIGACIONES DE LOS SOCIOS
Todos los socios podrán asistir a las Asambleas, tanto Generales como Extraordinarias, y tendrán derecho a voto.
El resto de derechos y obligaciones se encuentran recogidos en los estatutos del Club.


ARTICULO 3 – SOBRE LOS JUGADORES
3.1 DERECHOS DE LOS JUGADORES

3.1.1 Todos los jugadores tienen derecho a recibir la atención técnica necesaria para progresar deportivamente de la manera más adecuada posible. Esta atención contempla tanto los entrenamientos como la competición. El Club deberá asegurar la asistencia necesaria con los medios humanos y materiales precisos para que el jugador pueda participar de la manera más idónea tanto en el entrenamiento como en la competición.

3.1.2 Todos los jugadores tienen derecho a participar en las competiciones necesarias para asegurar su progresión deportiva y poder alcanzar las metas que sus posibilidades físicas y psicológicas le permitan. Este derecho no será de aplicación si no se cumplen los requisitos mencionados en el apartado 3.2.2.

3.1.3 Todos los jugadores tienen derecho a ser tratados con el debido respeto por técnicos, directivos y demás componentes del Club.

3.1.4 Todos los jugadores y padres/tutores de los mismos tienen derecho a recibir información por parte de los técnicos acerca de la evolución deportiva, progresión, etc. de los jugadores. El Club establecerá los procedimientos y mecanismos necesarios para facilitar esta información a padres y jugadores.

3.1.5 Cuando la ocasión lo requiera y al Club le fuera posible, los jugadores tendrán a su disposición toda la logística de viajes necesaria para participar en todas y cada una de las competiciones. El Club designará para cada viaje un responsable que se ocupará de organizar toda la logística del propio viaje: horarios, medios de transporte, restaurantes, hoteles, etc.

3.1.6 El Club atenderá a nivel general las necesidades médicas de los jugadores que puedan ser cubiertas por los servicios médicos y por los seguros incluidos en la licencia federativa.

3.1.7 El Club se compromete a promocionar a todos sus jugadores por igual ante las instituciones y cualquier tipo de entidad que tenga interés en patrocinar la Entidad.

3.1.8 El Club podrá desarrollar actividades con jugadores a título personal cumpliendo los siguientes puntos:
a) Deberá ser una actividad deportiva orientada a conseguir un mayor rendimiento deportivo.
b) Deberá ser iniciativa del cuerpo técnico, que tendrá que presentar a la Junta Directiva un informe con el detalle de la actividad, su objeto y su coste, a la vista de lo cual, la Junta decidirá la realización o no de la citada actividad.

3.2 OBLIGACIONES DE LOS JUGADORES

3.2.1 Los jugadores están obligados a acudir con la frecuencia y puntualidad acordada a los entrenamientos. Cada vez que un jugador no pueda acudir a un entrenamiento, deberá comunicarlo, en la medida de lo posible, con suficiente antelación. Además, deberán acudir con puntualidad a las competiciones y concentraciones para las que sean convocados.
Cada jugador deberá asistir al entrenamiento del equipo que le sea asignado por el Coordinador Deportivo.
Para el buen funcionamiento del Club, los cambios de equipo sólo se concederán de forma excepcional, ya que los equipos están formados en función de la edad, características técnicas y rendimiento de los jugadores, lo cual hace que el aprovechamiento del entrenamiento sea máximo.

3.2.2 Todo jugador debe comportarse, tanto en entrenamientos como en las competiciones, con la entrega debida, esforzándose en la medida en la que le sea posible y actuando con deportividad. Cuando un jugador incumpla este punto reiteradamente, perderá su derecho a competir representando al Club.

3.2.3 Todos los jugadores deberán comportarse con corrección y educación con compañeros, entrenadores, adversarios y, en definitiva, con cualquier otra persona mientras se encuentren bajo la disciplina del Club. Del mismo modo, deben utilizar adecuadamente y con el cuidado necesario los materiales, equipamientos e instalaciones que se pongan a su disposición.

3.2.4 Todos los jugadores deberán presentarse en las competiciones con la indumentaria reglamentaria del Club, según indique su entrenador.

3.2.5 Todos los jugadores deberán asumir la disciplina deportiva propia del Club tanto en entrenamientos como en competiciones. Esto indica que la máxima y única autoridad a la hora de tomar decisiones técnicas será el entrenador.

3.2.6 Es obligatorio asistir cuando se sea convocado, a no ser por causa justificada, debiendo notificarse la ausencia con, al menos, dos días de antelación para poder ser sustituido si fuera necesario. En caso de no asistencia repetida, el entrenador podrá prescindir de ese jugador, el cual podrá ser adscrito a otro equipo de inferior categoría.

3.2.7 Es obligatorio en los entrenamientos llevar la equipación completa del Club.

3.2.8 Queda prohibido interrumpir a los entrenadores durante el entrenamiento. Se deberá esperar hasta que termine éste para cualquier consulta, queja o duda. En caso de queja o problemática general, deberá ponerse en conocimiento del Coordinador Deportivo, responsable de mediar entre entrenadores, jugadores y padres o tutores.
El incumplimiento repetido de estas normas por parte de un jugador y/o sus padres o tutores legales puede dar lugar a que un entrenador deje de hacerse cargo de ese jugador, el cual pasará a otro equipo o abandonará el Club, según dictamen del Coordinador Deportivo y consentimiento de la Junta Directiva.

3.2.9 Todos los jugadores o sus padres o tutores están obligados a satisfacer la cuota del Club en las condiciones que se hayan fijado.

 

ARTICULO 4 – SOBRE LOS ENTRENADORES Y RESTO DE TRABAJADORES
4.1 DERECHOS

4.1.1 Todos los entrenadores y resto del personal tienen derecho a tomar, con independencia y bajo su responsabilidad, las decisiones técnicas necesarias para la obtención de los objetivos deportivos. Este derecho abarca la capacidad para decidir la asistencia o no de cualquier jugador a todo tipo de eventos deportivos: entrenamientos, competición o cualquier otro. Esta facultad queda supeditada a la dirección, coordinación y control del Coordinador Deportivo y a la política, directrices y acuerdos adoptados por la Junta Directiva.

4.1.2 Todos los entrenadores y trabajadores tienen derecho a contar con los medios y materiales necesarios para poder ejercer su trabajo con la calidad exigida.

4.1.3 Los trabajadores deberán percibir la contraprestación económica correspondiente según las condiciones acordadas con la Junta Directiva.

4.2 OBLIGACIONES DE LOS ENTRENADORES Y RESTO DEL PERSONAL

4.2.1 Dentro del objetivo que persigue el Club, que es la obtención del máximo nivel deportivo de los jugadores en función de sus respectivas capacidades, y teniendo en cuenta la importante contribución de la práctica deportiva en la formación integral de la persona, se tendrá absoluto respeto a las actividades primordiales y prioritarias propias de la edad, que son fundamentalmente las académicas y/o laborales.

4.2.2 Los entrenadores y resto del personal del Club deberán cumplir con las funciones que les han sido encomendadas con la máxima diligencia y profesionalidad, acudiendo a entrenamientos y competiciones con la puntualidad debida.

4.2.3 Los entrenadores y resto del personal tienen la obligación de atender con el debido respeto y educación a todos los jugadores que estén a su cargo, con el objetivo de asegurar una relación y ambiente de trabajo lo más agradable posible, procurando valorar en su justa medida el esfuerzo y dedicación de cada uno de ellos.

4.2.4 Es función de los entrenadores y dirección técnica el garantizar el número de responsables en todos y cada uno de los entrenamientos y competiciones para proporcionar una adecuada asistencia técnica a los jugadores.

4.2.5 Los entrenadores y resto del personal implicado en el trabajo técnico tienen obligación de informar a los jugadores y padres o tutores sobre su evolución, actitud, posibilidades y cuantos detalles se soliciten.

4.2.6 Únicamente serán obligaciones del Club, y por tanto de los entrenadores, las derivadas de la práctica deportiva. No entrarán, por tanto, bajo la responsabilidad de los mismos los eventos festivos que se pudieran organizar paralelamente a competiciones deportivas. El Club no ser hará en ningún caso responsable de los jugadores que por su cuenta y riesgo, o de sus padres en el caso de menores, participen en este tipo de actos, ni en aquéllos a los que no asistan en nombre del Club.

 

ARTICULO 5 – PADRES / FAMILIARES /TUTORES
5.1 Los padres, familiares y tutores son una parte muy importante para el buen funcionamiento de la Escuela de Fútbol, de ahí que su ayuda y colaboración en todo lo posible facilitará la buena marcha de los diferentes equipos.

5.2 Los padres, familiares y tutores deberán mostrar siempre una actitud positiva durante los partidos, apoyando y animando al equipo en su conjunto.

5.3 Sabemos que los padres son los que mejor conocen a sus hijos y que su intención es que lo hagan muy bien, pero a veces una presión añadida puede perjudicar notablemente su rendimiento. Por esa razón lo mejor es que los niños sigan las instrucciones de sus entrenadores sin ningún tipo de influencia externa y recibiendo, eso sí, el apoyo y ánimo de sus familiares.

5.4 Para no distraer la concentración de los niños, aconsejamos que los padres y familiares permanezcan alejados de los banquillos y no den instrucciones durante el juego.

5.5 Los padres y tutores deberán aceptar las decisiones tomadas por los entrenadores o coordinadores que afecten al ámbito deportivo. Cualquier duda o consideración será atendida por los coordinadores.

5.6 Evitar comentarios técnico-tácticos a los entrenadores y jugadores tanto en partidos como en entrenamientos, e intentar aplaudir y animar cualquier actuación por muy deficiente que sea.

5.7 Apoyar y facilitar la labor de los entrenadores en sus tareas será de gran ayuda, ya que requiere bastante dedicación y paciencia.

5.8 Abstenerse de utilizar un vocabulario grosero o tener actitudes poco correctas con árbitros, otros padres, contrarios o entrenadores, tanto en partidos, entrenamientos o en cualquier lugar donde esté representado el CLUB

5.9 Evitar los castigos por medio del fútbol. Buscar otras alternativas que no perjudiquen la Escuela de Fútbol.

5.10 Los padres, familiares y tutores tienen PROHIBIDO entrar en los vestuarios, (excepto escuela y prebenjamín).

5.11 Procurarán en la medida de sus posibilidades acompañar al equipo y colaborar en los desplazamientos de los jugadores a los campos contrarios

5.12 Podrán hacer sugerencias y aportaciones positivas, orientadas a la mejora de funcionamiento del club.

 

ARTICULO 6 - SOBRE LA ASISTENCIA A COMPETICIONES DEPORTIVAS
6.1 ORGANIZACIÓN DE LOS DESPLAZAMIENTOS

6.1.1 Corresponderán a la Directiva las tareas de organización de los desplazamientos a competiciones deportivas de los equipos del Club: contratación de medios de transporte, alojamientos, petición de menús y todos aquellos aspectos relacionados con la logística del desplazamiento.

6.1.2 Los criterios para la organización del desplazamiento serán establecidos por el cuerpo técnico del Club, primando los criterios deportivos, económicos y de menor afección a los estudios y asistencia a clase de los jugadores.

6.1.3 Se informará a los jugadores con antelación suficiente, como mínimo de dos semanas, sobre el programa de viaje, siempre que no hayan retrasos por parte de las federaciones o clubes organizadores de los eventos, o bien no existan impedimentos mayores, a fin de que las familias tengan conocimiento de ello y puedan realizar la planificación necesaria.

6.1.4 Los padres de los jugadores no intervendrán en la programación del desplazamiento, si bien se podrán aceptar sugerencias o propuestas al respecto. La Junta Directiva atenderá y analizará las propuestas recibidas y comunicará la correspondiente decisión. En este análisis se primará el mantenimiento de los criterios antes indicados, el precedente que pudieran suponer las desviaciones sobre los mismos y la afectación sobre el conjunto del Club.

6.1.5 Todos los jugadores y entrenadores realizarán los desplazamientos bajo la disciplina del Club. Excepcionalmente, cuando hubiere razones objetivas que lo aconsejaran y previa solicitud del jugador o de sus padres, la Junta Directica podrá admitir que un jugador pueda realizar el desplazamiento al margen de la disciplina delClub.

6.1.6 El entrenador, o el delegado por la Directiva para la competición en su defecto, será el responsable del desplazamiento. Quedarán eximidos de dicha responsabilidad en aquellos casos en los que un jugador realice el desplazamiento fuera de la disciplina del Club.

6.1.7 Durante el desplazamiento en competición, el responsable del mismo cuidará todos los aspectos relacionados con el mismo, y en especial aquellos que incidieran en el resultado deportivo y en la seguridad de los jugadores, tales como traslados, comidas, descansos, tratamientos de recuperación, salidas del hotel, etc.

6.2. DISCIPLINA DE COMPETICIÓN

6.2.1 Los jugadores mantendrán durante la competición la disciplina, corrección y espíritu de equipo.

6.2.2 Antes y después de cada partido, los jugadores estarán con su entrenador para recibir instrucciones y analizar a posteriori el resultado del mismo.

6.2.3 Bajo ningún concepto, los jugadores, sus padres o acompañantes podrán dirigir sus quejas directamente a los árbitros u organizadores de eventos. En caso de que exista motivo de reclamación, éste se expondrá al equipo técnico del Club, que hará las indagaciones pertinentes por la vía reglamentaria. El incumplimiento de estas normas podrá ser motivo para no ser convocado en sucesivas competiciones.

6.3 SALIDAS NOCTURNAS
Dado el carácter deportivo del Club, y por motivos de seguridad y responsabilidad, el Club no permitirá ninguna salida nocturna de sus jugadores durante las estancias que se produzcan por competiciones o amistosos.
Únicamente se permitirán dichas salidas a los jugadores –bajo su propia responsabilidad- cuando existiera la autorización previa y expresa de sus padres o
tutores y considere el cuerpo técnico que dichas salidas no sean contrarias a los objetivos deportivos.


ARTÍCULO 7 - RÉGIMEN DISCIPLINARIO

7.1 POTESTAD DISCIPLINARIA
La potestad disciplinaria de la A.E. Penya Esplugues sobre sus miembros, que consiste en la facultad que se atribuye a determinados órganos para investigar y, en su caso, sancionar determinadas conductas, se regirá por las presentes normas, no siendo susceptible de recurso ante la federación deportiva. Dicha potestad disciplinaria se ejercerá sobre sus socios, jugadores y técnicos, así como sobre los familiares de 1º y 2º grado de parentesco del jugador/a o tutores de acuerdo con los estatutos, con el presente reglamento y con el resto de ordenamiento jurídico deportivo, y se extiende a las infracciones tipificadas en el presente capítulo del reglamento interno.
El presente régimen disciplinario deportivo se entiende sin prejuicio de la responsabilidad civil, penal o de otra naturaleza, que se regirá por sus propias normas.

7.2 DE LAS INFRACCIONES
Solo se considerarán infracciones las tipificadas en el presente reglamento, y se clasifican en leves, graves y muy graves.

7.2.1 INFRACCIONES LEVES
a) La ausencia injustificada a un mínimo de un 30% de entrenamientos en periodo no mayor de un mes.
b) El retraso reiterado en la asistencia a los entrenamientos.
c) La desobediencia o falta de respeto ocasional a cualquier persona en el ejercicio del deporte.
d) La desobediencia puntual en cuestiones de poca importancia a las indicaciones de los entrenadores, directivos o personal competente, si hay arrepentimiento posterior.
e) Ocasionar daños leves o comportarse de manera incorrecta en instalaciones o medios materiales que se pongan a disposición del Club para la práctica del deporte.
f) Entrenar, competir o asistir a entregas de trofeos sin la indumentaria apropiada.
g) Entrenar de manera reiterada con manifiesto desinterés.
h) Aquellas conductas claramente contrarias a las normas deportivas que no se incluyan en la calificación de graves o muy graves y, en general, las acciones y omisiones que supongan incumplimiento de las normas y órdenes por negligencia o descuido, o una conducta ligeramente incorrecta.

7.2.2 INFRACCIONES GRAVES
a) El quebrantamiento de sanciones impuestas por falta leve.
b) La reincidencia en la comisión de infracciones leves.
c) La falta de respeto manifiesta y pública, con graves desconsideraciones a compañeros, entrenadores o cualquier otra persona mientras se esté bajo la
disciplina del Club.
d) Ocasionar daños graves a instalaciones o bienes materiales de manera premeditada.
e) Utilizar la imagen del Club para fines particulares y alejados de los objetivos propios de la entidad, sin el expreso consentimiento de la Junta Directiva.
f) Competir de manera reiterada con evidente desinterés y falta de ánimo.
g) La negativa evidente a cumplir las órdenes de los entrenadores.
h) La actuación notoria o pública de forma claramente atentatoria contra la dignidad o decoro que exige el desarrollo de la actividad deportiva.

7.2.3 INFRACCIONES MUY GRAVES
a) El quebrantamiento de sanciones impuestas por falta grave.
b) La reincidencia en la comisión de infracciones graves
c) La agresión o falta de respeto pública, evidente y reiterada a cualquier persona o estamento en el ejercicio del deporte.
d) El vandalismo, robo o destrozos notorios y premeditados en instalaciones y material durante el ejercicio de la práctica deportiva.
e) El consumo de sustancias prohibidas o la utilización de métodos prohibidos, destinados a la obtención de un mayor rendimiento deportivo.
f) El consumo de drogas o sustancias estupefacientes mientras se esté bajo la disciplina del Club.

 

ARTÍCULO 8 – SANCIONES

Se creará una Comisión Disciplinaria que tendrá como objetivo debatir, consensuar y decidir sobre las problemáticas que pudieran surgir en cualquier asunto relacionado con la disciplina interna del Club. Esta comisión deberá estar integrada por dos miembros de la Junta Directa, el Coordinador Deportivo del equipo y un representante de los jugadores (padre, tutor o jugador mayor de edad con la condición de socio de la Entidad).

8.1.1 FASES DEL PROCEDIMIENTO DISCIPLINARIO
a) Incoación
b) Instrucción del expediente
c) Resolución
La incoación o inicio del procedimiento se realizará por el órgano disciplinario competente de oficio, a instancia de la parte interesada, por denuncia motivada o por requerimiento de cualquier Organismo o Institución competente.
La instrucción y resolución del expediente se realizará de acuerdo a las normas contenidas en este título.
Únicamente se podrán sancionar las infracciones señaladas en el presente reglamento, debiendo de cumplirse desde el momento que sean firmes, con independencia de las medidas cautelares que en su caso correspondan en el ámbito de aplicación de las sanciones muy graves.

8.1.2 SANCIONES LEVES
Irán desde el apercibimiento hasta la expulsión por espacio de una semana, siendo los criterios para definir la aplicación de una u otra sanción, la reincidencia, voluntariedad, daños ocasionados al Club u otras personas o entidades.
En el momento en que se tenga conocimiento de la comisión de una infracción que pueda ser calificada como falta leve, la Comisión Disciplinaria o la persona en quien aquella delegue –entrenador del equipo o en su caso el Coordinador Deportivo-, resolverá de inmediato en aplicación de esta normativa, previa audiencia al interesado, donde podrá, en su caso, presentar alegaciones en el término máximo de tres días.
Las decisiones adoptadas podrán ser recurridas ante el Comité de Disciplina mediante recurso en un término máximo de 5 días, debiendo resolverse éste en un plazo máximo de 15 días.

8.1.3 SANCIONES GRAVES
Irán desde la expulsión por espacio de una semana hasta la expulsión por espacio de 15 días, siendo el criterio de aplicación el mismo que para las sanciones leves.
En el momento en que se tenga noticia de una infracción que pueda calificarse como falta grave, la Comisión Disciplinaria o la persona en quien delegue resolverá de inmediato aplicando el presente reglamento, mediante expediente disciplinario y previa audiencia con el interesado, donde podrá presentar las correspondientes alegaciones en el término máximo de 5 días. Tal decisión podrá ser recurrida ante el Comité de Disciplina mediante recurso en el plazo de 5 días, debiendo resolver dicho recurso en un plazo máximo de 15 días.

8.1.4 SANCIONES MUY GRAVES
Las sanciones muy graves irán desde la expulsión por espacio de 15 días hasta la expulsión definitiva del Club. El criterio de aplicación será el mismo que para el resto de sanciones.
Incoado el expediente, y previa adopción en su caso de las medidas cautelares que el órgano disciplinario competente estime necesarias para salvaguardar la efectividad del fallo o para evitar un daño o perjuicio irreparable, éste abrirá la fase probatoria por un plazo no superior a 20 días ni inferior a 5 días, durante el cual se practicarán cuantas diligencias de prueba sean necesarias para el esclarecimiento de los hechos y la determinación de las responsabilidades derivadas de los mismos.
Corresponderá a la Comisión Disciplinaria dictaminar las pruebas a aportar, bien a instancia suya o bien a petición presentada por escrito por los interesados dentro del plazo señalado en el párrafo anterior, debiendo comunicarse a dichos interesados el lugar, día y hora de presentación de las pruebas ordenadas o admitidas.
Los hechos relevantes para la tramitación y resolución del expediente podrán acreditarse por cualquier medio de prueba admisible en derecho.
Contra los acuerdos de la Comisión disciplinaria sobre aprobación o denegación de una prueba no procederá recurso alguno, sin prejuicio de que por el interesado se reproduzca su petición tanto en el trámite de audiencia previo a la resolución como en los recursos que contra dicha resolución procedan y formule.
A la vista de las actuaciones practicadas, la Comisión formulará un pliego de cargos, en el que se expondrán los hechos imputados, el resultado de las pruebas que en su caso se hubieran practicado y la propuesta de resolución del expediente. Todo ello será notificado a los interesados para que, en el plazo de 10 días hábiles a contar desde la notificación, manifiesten lo que estimen conveniente en defensa de sus derechos e intereses.
Constatado el pliego de cargos y propuesta de resolución, o transcurrido el plazo señalado, la Comisión resolverá el expediente, manteniendo su propuesta de resolución inicial o, en su caso, modificándola de forma motivada y a la vista de las alegaciones que se hubieren formulado.
Con esta resolución, la Comisión Disciplinaria pondrá fin al expediente. Tal resolución podrá ser recurrida en reposición por un plazo de 10 días naturales, y en el caso de desestimación podrá ser recurrida en alzada ante la Asamblea General, debiendo presentarse dicho recurso en el plazo de 30 días naturales contados a partir de la fecha de comunicación de desestimación del recurso de reposición.

8.2 DE LA EXTINCIÓN DE LA REPONSABILIDAD
Serán causas de extinción de la sanción:
a) El cumplimiento de la sanción
b) La prescripción de la infracción
c) La prescripción de la sanción
d) Por condonación de la sanción

8.3 DE LA PRESCRIPCIÓN DE LA RESPONSABILIDAD
Las infracciones prescribirán a los 3 años, al año y al mes, según sean muy graves, graves o leves, comenzándose a contar el plazo de prescripción al día siguiente de la comisión de la infracción. El plazo de prescripción se interrumpirá por la iniciación del procedimiento sancionador, pero si éste permaneciera paralizado durante más de un mes por causa no imputable a la persona sujeta a dicho procedimiento, volverá a correr el plazo correspondiente.
Las sanciones prescribirán a los 3 años, al año o al mes, según se trate de las que correspondan a infracciones muy graves, graves o leves, comenzándose a contar el plazo de prescripción desde el día siguiente a aquel en que adquiera firmeza la resolución por la que se impuso la sanción, o desde que se quebrantase su cumplimiento si ésta hubiera comenzado.

 

Junta Directiva
A.E. Penya Esplugues
Julio de 2014